fbpx

10 consejos que mejorarán la comunicación con tu hijo

10 consejos que mejorarán la comunicación con tu hijo

2017-03-31T10:00:54+00:00

La comunicación familiar es fundamental para el desarrollo social y afectivo de los niños. Una buena comunicación paterno-filial hará fortalecer el vínculo entre padres e hijos generando una mayor confianza mutua.

La comunicación con los niños a veces es complicada. Puede resultar difícil establecer los canales del diálogo para expresar de la manera más adecuada lo que se quiere decir y a veces el tiempo del que disponemos no es suficiente y eso no ayuda a mejorar el diálogo.

¿Cómo se puede fomentar una buena comunicación en la familia? Como padre o madre tienes un papel muy importante ya que a través de tu ejemplo aprenderá a comunicarse con los demás.

Hoy te damos 10 consejos para mejorar la comunicación.

cómo hablar con los hijos

Cómo hablar con tu hijo: 10 consejos prácticos

1. Crea un espacio que favorezca la comunicación

Si quieres hablar a menudo con tus hijos, tendrán que sentirse a gusto. Un ambiente tranquilo y relajado, donde se sientan seguros. Podéis comer o cenar juntos por ejemplo.

2. Establece una rutina de comunicación, si es posible, diaria

Busca un momento que se repita todos los días para comunicarte con tu hijo. Por ejemplo, dar los buenos días y buenas noches, buscar un rato cada noche para hablar, etc.

3. Presta atención a tu comunicación no verbal

La comunicación no verbal tiene tanta fuerza o más que lo que decimos. Si lo que expresa nuestra cara, los gestos, etc. no acompaña lo que decimos se quedará con lo que transmites mediante la comunicación no verbal.

4. Haz preguntas concretas que favorezcan que tu hijo te cuente más cosas

Si le preguntas “¿Qué tal ha ido el cole?”, la respuesta normalmente es: “Bien, como siempre”.

Para mejorar la calidad de vuestras conversaciones, pregúntale algo más concreto: “¿Qué te ha gustado más del día en el cole?” “¿Qué ha sido lo más aburrido hoy?”

5. Si en el momento que tu hijo te busca no puedes prestarle la atención que necesita, pacta un aplazamiento

Puedes decirle: “Dame 10 minutos, y en seguida estoy contigo.”

Cuando hables con él recuerda agradecerle la espera.

6. Envía mensajes consistentes, no contradictorios

Es importante cuidar los mensajes que se les da a los hijos, no solo con las palabras, sino también con las acciones. Por ejemplo, no puedo pedirles que no griten, si yo grito.

7. Que tu hijo sienta que le escuchas

Dale tiempo para explicarse, no lo interrumpas y escucha atentamente lo que dice. No te quedes solo con las palabras, trata de comprender las emociones, frustraciones, inquietudes o necesidades que hay detrás de lo que dice.

8. Respeta sus opiniones, aunque sea pequeño

Los niños tienen que aprender a establecer sus propios juicios de valor, equivocarse, cambiar de idea, etc. Si ves que está muy equivocado en algo, en vez de discutir su opinión o imponerle tu punto de vista, ayúdalo a razonar para que llegue a la conclusión correcta.

9. Si hay problemas conserva la calma

Reaccionar de forma impulsiva cuando tu hijo dice o hace algo que está mal cierra las puertas de la comunicación. Si ves que no puedes guardar la tranquilidad, haz lo que se llama tiempo fuera: déjalo para más tarde.

10. No le des sermones ni lo aconsejes cada dos por tres

Los sermones y las charlas interminables no funcionan. Habla con tus hijos, averigua qué les interesa, qué les gusta… Recuerda adaptar estos consejos a la edad y capacidades de tu hijo o hija.

Como padre o madre necesitas aprender a hacer mediaciones, a negociar y a dialogar.

Este es un aprendizaje que todos los padres y madres necesitan ya que los niños requieren un ambiente de aprendizaje y diálogo siempre abierto para desarrollarse.