Psicomotricidad

La psicomotricidad trata la relación entre la actividad psíquica y el movimiento. La capacidad de los niños y niñas para relacionarse con los demás, dar y recibir afecto, interpretar el mundo que los rodea y comunicarse tiene mucho que ver con la forma en que utilizan su cuerpo.

Hay niños y niñas que:

  • Se mueven con agitación y no pueden parar
  • Están tensos todo el tiempo
  • Les cuesta mantener posiciones de equilibrio
  • Sus movimientos son bruscos
  • Tienen dificultades para establecer contacto corporal con otros niños o niñas, o no dejan que nadie les toque

Muchas veces los padres y madres no entienden por qué uno de sus hijos se comporta de esta manera. En realidad, estos síntomas podrían indicar un retraso madurativo, ya que la actividad psíquica del cerebro está muy relacionada con la forma en que nos movemos. Estas dificultades se pueden tratar, y gracias a la psicomotricidad, resolverlas desde la base del problema.

Psicomotricidad para niños hiperactiivos

Por otro lado, hay síntomas en los que es más evidente que hay un problema de tipo psíquico, y los padres o familiares cercanos perciben antes. Se trata de niños y niñas que:

  • Tienen conductas agresivas
  • Rompen objetos cuando se enfadan, por ejemplo
  • Les cuesta mucho aceptar normas y límites
  • Tienen un trastorno generalizado del desarrollo
  • No exteriorizan sus emociones y se muestran inhibidos (siempre retraídos en clase o en el recreo, no juegan con otros niños, se quedan quietos...)
  • Tienen muchas dificultades para separarse de la familia (no pueden separarse de los padres ni un momento)

¿Cómo ayuda la psicomotricidad en estos casos?

El psicomotricista no se centra en una sola característica del niño o niña. No se trata de hacer que el niño o niña pare, deje de ser agresivo o acepte las normas.

Esta clase de terapia tiene en cuenta el conjunto de sus capacidades, a todos los niveles:

  • Cognitivo
  • Intelectual
  • Emocional
  • Afectivo
  • Social

Gracias a la psicomotricidad el niño o niña aprende a equilibrar todas estas facetas. A través del juego y la expresión corporal madura psicológicamente.

Clases de psicomotricidad vizcaya

Trabajamos para que haya cambios a mejor en la forma de moverse y comportarse:

  • Para que llegue a tener una relación sana consigo mismo y con los demás
  • Para que deje de tener conductas agresivas
  • Para que aprenda a observar, escuchar y aceptar instrucciones
  • Para que se sienta bien consigo mismo y está más abierto a su entorno y quiénes le rodean
Psicomotricidad para niños torpes

Beneficios de por vida

La psicomotricidad resuelve problemas que le acompañarán durante mucho tiempo. Lo que aprende le ayuda a superar sus dificultades y lo prepara para la vida adulta:

  • Conoce sus capacidades y límites
  • Mejora su autonomía y autoestima
  • Se siente más seguro emocionalmente
  • Aprende a comunicarse y a integrarse con sus compañeros
  • Está preparado para aceptar métodos de aprendizaje (y por tanto, mejora el rendimiento escolar)
  • Desarrolla herramientas para enfrentarse a situaciones difíciles

¿Crees que tu hijo o hija necesita mejorar su psicomotricidad?

Cuéntanos tu situación y te orientaremos

Destacado en el blog

Cuándo y cómo quitar el pañal
La despedida del pañal es uno de los grandes hitos del desarrollo del niño. Algunos niños lo realizan de manera[...]
Qué hacer si tu hijo miente
Las primeras mentiras de los niños pueden aparecer sobre los tres años. En esta época los límites entre lo real[...]

Síguenos en redes sociales

Visita nuestro centro

Tren: Línea Bilbao-Donostia, parada Durango

Autobús: Estación de la Magdalena

Teléfono: 94 405 32 90

Móvil: 659 709 195