6 trucos para que tus hijos recojan sus juguetes

6 trucos para que tus hijos recojan sus juguetes

2016-09-21T11:21:39+00:00

Si a tu hijo le cuesta más de lo normal recoger los juguetes, prueba estos seis trucos:

Organización primero!

Para que pueda recoger sus juguetes tu hijo necesita elementos que faciliten su tarea. Qué te parece si consigues unos cuantos cajones translúcidos y separadores para aquellos juguetes que tienen muchas piezas, como los bloques de construcción. Así también podrá ordenarlos por colores, una idea estupenda para que vaya aprendiéndolos.

Otro truco es usar vehículos de juguetes grandes como camiones o excavadoras que tengan un gran remolque, donde los niños puedan guardar los bloques mientras hacen rodar el vehículo por la habitación.

Que lo entienda

Es conveniente explicarle cómo ha de recoger y puedes incluso dividir la tarea en pequeños pasos, por ejemplo dile: “pon todos los bloques en la bolsa, cuando termines, deja la bolsa en el rincón y recoge los coches de juguete”.

¡Es divertido!

Si muestras enfado o aburrimiento cuando recoges sus juguetes, a tu hijo/a también le parecerá un “rollo” hacer esta tarea, recuerda que nuestros hijos aprenden por imitación y nosotros somos espejos en los que se miran. Mantén una actitud alegre para que puedan seguir tu ejemplo, así tus hijos pensarán que mientras recogen, están jugando, pero tu sabrás que además… ¡están recogiendo!

Juega a contar el tiempo

Podéis jugar a ver cuánto tardáis en ordenar la habitación. Propón a todos en la casa colaborar para comprobar cuánto se tarda en guardar los juguetes. Incluso puedes ambientar el momento con música divertida o para bailar y retar a tus hijos a terminar antes de que acabe la música. Es buena idea, ¿verdad?

Haz una carrera

Siguiendo con el truco anterior puedes hacer una apuesta para comprobar quién recoge más juguetes en menos tiempo. Tu puedes salir de la habitación y pedir que el primero que termine te busque en la cocina porque obtendrá un pequeño premio: un poco de chocolate, un zumo en vaso de mayores o un gran abrazo.

Sé razonable

Puede que tu hijo no deje las cosas como a ti te gustaría pero está aprendiendo, debes motivarle y alabar sus progresos para que quiera seguir mejorando.

 

Pruébalo y cuéntanos en los comentarios cómo te ha ido…